Belo y la vulnerabilidad

Vulnerabilidad. Ser vulnerable. Soy vulnerable… Y ¿qué se supone que es la vulnerabilidad?

Vulnerabilidad

  1. Cualidad de vulnerable.

Vulnerable

  1. Que puede ser herido o recibir lesión, física o moralmente.

Gracias, RAE, pero te quedaste corta, el significado tiene que ir más allá de una definición de 10 palabras. Si no, ¿por qué se nos dificulta hablar de la vulnerabilidad, entenderla? y más aún, ¿por qué ese miedo a abrazarla y reconocernos vulnerables?

La respuesta es simple: porque tenemos una connotación negativa de la palabra. Normalmente cuando pensamos en “vulnerabilidad” se nos vienen a la mente conceptos como: miedo, vergüenza y la más terrorífica de todas… DEBILIDAD.

Creemos que el ser vulnerables es caminar por el mundo con un letrero que dice: “Hey, aprovéchate de mí, soy débil”. Gracias a que hemos crecido en una sociedad que se dictamina por la supervivencia del más fuerte, creemos que el exponer nuestras emociones o pensamientos significan darle el poder al otro. Darle una ventaja a esa persona que sabrá esos sentimientos que son “nuestro punto débil”, que nos “hacen menos”. Escondemos todo eso, adormecemos lo que no nos gusta, lo que queremos evitar y no nos damos cuenta de que con eso estamos adormeciendo todo lo que somos.

Yo discrepo totalmente de ese punto de vista. Para mí, el tener la valentía de conectar con alguien más, mostrándonos como somos y abrazando nuestra vulnerabilidad es lo que nos hace más humanos y más poderosos. Y no poderoso para ser más que alguien o tener poder sobre los demás, nos hace más dueños de nosotros mismos, ¿qué mejor poder podríamos querer? Es cuando dejamos de lado la idea de quien deberíamos ser por la realidad de quien somos y en esa autenticidad encontramos la libertad y la paz para vivir genuinamente.

¿Qué es lo que pasa con nosotros? Estamos intentando conectar con todo nuestro corazón en un mundo que se rige por la desconexión, por las apariencias, por el consumismo. Pasamos horas frente a un electrónico y dejamos de ver a la persona que tenemos enfrente. Nos adormecemos en el mundo y nos perdemos.

La vulnerabilidad es uno de los mejores armamentos de paz que podemos tener, nos hace fuertes, nos hace libres y nos hace transparentes. Nos permite estar en control de nosotros mismos, conocernos, amarnos y nos permite experimentar lo bueno y malo de la vida con los brazos abiertos y encontrando, en mi y en el otro, la fortaleza que necesitamos para vivir. Nos da la seguridad de que pertenecemos a nosotros mismos y que de ahí podemos despegar para compartir nuestra vida con alguien más.

No te quiero mentir, la vulnerabilidad es algo que por mucho tiempo y por una gran variedad de razones me daba mucho miedo, y estaría pecando de soberbia si te dijera que ya lo tengo al 100%. Claro que no, todavía lucho constantemente con decir lo que pienso y expresar mis sentimientos, especialmente cuando son sentimientos “negativos”, todavía siento que en ocasiones mis amigos y yo caemos en el mundo de la competencia y nos desconectamos, pero lo estoy trabajando y cada vez voy mejor (¿O no, Novio?). Es un camino que requiere paciencia, amor y el constante cuestionamiento de: cómo y para qué hago las cosas.

-Nos vemos pronto

Anuncios

Un comentario en “Belo y la vulnerabilidad

Y tú, ¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s