Tras la mirada de una máscara

Estamos otra vez aquí. No sé cuánto tiempo ha pasado, pero me encuentro de nuevo con tus ojos mirándome sin verme en el centro de estas cuatro paredes. Separados una vez más por esa cadena entre nosotros.

            Me abrumas. Tu mirada vacía me envuelve y hace sentir desnuda a mi alma. Me matas. La profundidad de tus ojos negros me atrapa y paraliza mi escape a la realidad. No puedo, no quiero dejar de verte.

            Eres tentador: blanco y de tez firme, con un dorado en tu frente que dibuja formas de sabiduría y misterio. Y esos ojos, siempre voy a regresar a tus ojos, me desnudan sin tocarme, entran a mi corazón sin observar. Eres hermoso.

            ¿Cuándo me atrapaste? Desconozco el momento. Mi mirada simplemente se prensó a la tuya y te volviste mi presente, mi deseado futuro. El miedo a encontrarte lejos de mí es la pesadilla de todos mis días.

            ¿Cómo dejarte? Si me tope contigo y ahora me persigues en mis pensamientos, invades mis sueños y apareces junto con la oferta de la posibilidad, de lo que anhelo se vuelva verdad.

            Por eso estoy otra vez aquí, pasando mis días mirándote y esperando una señal de tu parte para hacerme saber que eres real y no una ilusión de mi mente solitaria. Y como todos los días desde hace 2 meses, el guardia de la sala me mira con los ojos llenos de tristeza, pena quizá, por esta linda mujer sin juventud que contempla una cara inerte y callada, que se exhibe en estas 4 paredes blancas. Temo sus palabras, cuando alcanzan mi oídos me obligan a dejarte: “Ya señora, acompáñeme, es momento de cerrar”. Me alejo de ti llevándome tu mirada vacía conmigo. “Nos vemos mañana”, te susurro como lo hice ayer y aparece una grieta más en mi corazón al no recibir respuesta alguna de tu frío semblante.

            ¿Podría esperar algo más? No, eso es todo lo que eres: una máscara reflejándome desde ese turbio color negro sin final, vacío y solo. Me alejo callada, no hay nada por decir. Los dos, y el guardia, sabemos la verdad: mañana estaré aquí, viéndote no mirarme. Esperando.

-Nos vemos pronto

Anuncios

Y tú, ¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s