Mi vida como humana de un perro

la foto 1 (1)

Gruñón, querendón, juguetón, empalagoso, alegre, chiflado, impaciente, de paladar especial,  obsesionado con una pelota y con un labial humectante.


Si tuviera un diccionario en donde pudiera definir a las diferentes personalidades de mi vida, así seria cómo describiría a mi irreverente perro. Este mes cumplimos 6 meses juntos (awww) y puedo decir que esto de tener una mascota ha sido algo que le ha dado un giro de 180 grados a mi vida.la foto 2 (2)

Siendo honesta conmigo misma, llegar hasta aquí no fue un camino fácil, tuve que dejar atrás cosas como tener un sillón sin pelos ajenos  y sin orinadas, la disponibilidad de hacer lo que quisiera con mi tiempo sin pensar en que había alguien esperándome en casa, aceptar el olor a perro y despedirme de despertar hasta que el día me levantara (ahora tengo una bola hermosa de pelos que se sube a la cama y me lame la cara apenas se asoma el sol).

Hubo dudas que me hacían cuestionar mis decisiones y si estaba haciendo lo mejor para Gabo y para mí. Hubo momentos en donde estuve casi segura de que no iba a funcionar. Y así, el acercamiento que vivimos fue despacio, dándole tiempo a él de sentirse seguro y dándome tiempo de sentirme capaz.

la foto 3 (1)Después de unas cuantas semanas me di cuenta que ya no me imaginaba mi vida sin él. Gabo se volvió parte de mi familia. Llegaba a la casa después del trabajo y salía corriendo a recibirme como si el verme fuera lo mejor que podía pasarle. Me encontré platicándole mis días, riéndome con él, quitándole la pelota para molestarlo y compartiendo mi cama (cosa que un mes entero dije que nunca iba a hacer). Me di cuenta que ya no notaba el olor a perro, ahora era olor a Gabo y me encantaba.

En estos 6 meses que tenemos juntos hemos aprendido mucho de la convivencia diaria y para mi ha sido algo muy particular el tratar de imaginar, a través de sus acciones, la forma en la que ve la vida. Aquí les comparto de esas enseñanzas que denomino: Los Gabo tips.

  • La vida es ahora, no lo que viví ayer ni lo que pasará mañana.
  • Enójate y déjalo ir.
  • Cuida lo que es importante (cómo esa bendita pelota de colores que no pierde de vista).
  • Demuestra afecto cada vez que puedas.
  • Alégrate de ver a los demás
  • Ten un horario y límites claros si quieres que las cosas sucedan (queda mucho que trabajar ahí, para no caer en su mirada de gatito de Shrek manipuladora)
  • Acepta a las personas por quienes son.
  • Todos somos maravillosos para los ojos de alguien.
  • No tengas miedo a exponerte y probar cosas nuevas.
  • Confía, pero escucha a tus instintos.
  • Siéntate en silencio a lado de alguien que está teniendo un mal día, hazle saber que estas ahí.
  • Estírate, antes de levantarte
  • Disfruta las maravillas de todos los días

Gabo es un hermoso ser que llegó a mi vida a enriquecerla y llenarla de un amor incondicional que sólo el mejor amigo del hombre tiene la capacidad de dar. Él es ahora parte esencial de mi, un compañero fiel (que únicamente me cambia por su pelota), esa bola de pelos que hace imposible que mis días no tengan tan siquiera una sonrisa.
la foto (17)-Nos vemos pronto

Anuncios

Y tú, ¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s