Belo y la aceptación

“El formidable fue vencido por Marcus Goldman mamá. Y fue en ese momento en el que pude empezar a vivir”- La verdad sobre el caso de Harry Quebert de Joel Dicker


Leí esa frase como 3 veces seguidas, la escribí y no pude más que soltar el libro un momento y meditar al respecto.

Un poco de contexto: El formidable es el “alter ego” que Marcus Goldman crea de sí mismo en sus años de preparatoria y que lo sigue su primer año de universidad hasta que por fin logra vencerlo. Ese alter ego empezó formándose por todo lo que Marcus creía se necesita para ser socialmente popular y fue enriqueciéndose con todo lo que la gente pensaba de él, era un alter ego hecho a imagen y semejanza de lo que los demás esperaban de Marcus. Lleno de apariencias y engaños tan perfectamente diseñados que el propio Goldman se pierde en ellos y llega a creer que eso es todo lo que él es y lo único que vale la pena de su persona.

¿Por qué me dejo esto pensando?

Todos lo hemos vivido en algún punto de nuestras vidas: la necesidad desmedida de ser socialmente populares, de provocar ese sentimiento al vernos de que somos perfectos y despertar esas emociones de querer ser como nosotros. Difícil de aceptar pero si lo pensamos con honestidad sabemos que es cierto.

La luz al final del túnel es que es una etapa que tarde o temprano se supera, unos tarde y otros temprano, pero logramos darnos cuenta de que:

  • La vida es más de lo que la sociedad pueda pensar de nosotros
  • El “éxito personal” no se mide comparándome con mi prójimo
  • La felicidad va de la mano con mi propia aceptación no de lo QUE soy si no de QUIEN soy.

Cuando logramos vernos al espejo, pero vernos de verdad junto con nuestra luz y nuestra sombra, junto con todo lo que fuimos, lo que somos y lo que queremos ser y en ese momento podemos vernos a los ojos y decirnos “te amo”. En esa aceptación incondicional encontramos nuestra verdadera libertad, ahí encontramos el poder dentro de nosotros mismos para subir montañas, soltar cadenas, volar y respirar un aire limpio que nunca habíamos experimentado. Ahí estamos, ahí está todo nuestro potencial, ahí encontramos a nuestro mejor aliado y logramos ver como cada parte de nosotros (hasta nuestra sombra) nos hace quiénes somos y es nuestro lienzo para ir pintando la mayor obra de arte que seremos capaces de crear.

La vida es un proceso de transformación y ese proceso es lo que le da un toque mágico. Tú ¿Ya te viste en el espejo el día de hoy?

-Nos vemos pronto

Anuncios

Y tú, ¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s