De Noche

Estamos conectados por la Luna así como tantos otros amores a través de la historia. Hoy la Luna que yo veo es la misma a la que tú vez y, aunque para ti y para mi esa orbe plateada no está teniendo el mismo significado, no podemos evitarlo.

Es la misma hermosa Luna que nos cubre con su tenue y robada luz, esa misma Luna que nos cubrió muchas otras noches, que guardo nuestro secreto y guardo uno que ni tú ni yo conocíamos y que entre besos y caricias robadas, como su luz, me fue envolviendo.

¡Ay Luna! cómo me lo recuerdas, porque fue contigo en lo alto que lo tuve, sólo cuando estabas en lo alto era mío. Oh bendita Luna aperlada ¿ahora qué hago con esto? Tú te estas yendo y estas llevándotelo contigo. Y ahora que tu luz no es suficiente, que quererlo entre secretos, bajo tu compañía, no me complace ¿qué hago con esto? Si te vas a ir, llévatelo completo.

No sé por qué me sorprende si él es igual a ti: sigiloso, cambiante, indeciso, pasional. Es tan igual a ti que cuando por fin creía que lo tenía completo menguaba hasta casi desaparecer para luego crecer otra vez y no dejarme aprender a vivir sin su luz.

Pero sabes que Luna bendita, sabes que descubrí en estos días: que por más bella y misteriosa que seas, que por más que me llenes, me inspires y tu luz de sombras me arrope, no puedo vivir siempre de noche… necesito un Sol.

Anuncios

Y tú, ¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s